lunes, 24 de abril de 2017

Evento: 22 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

La ciudad de Zaragoza es puesta bajo asedio por las tropas Alarcón, que superan a las tropas defensoras en una proporción de 3 a 1. Sin embargo, las murallas de Zaragoza son fuertes y recias y, aunque carecen de armas de asedio defensivas, pueden compensar al menos parcialmente esa diferencia numérica. De modo que o bien se produce un largo asedio o bien las tropas Alarcón sufrirán probablemente bajas importantes a la hora de tomar las murallas.

Evento: 20 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

En respuesta a la convocatoria a levas del Duque de Alarcón de pocos días antes, el Duque de Cruilles hace lo propio y convoca a todos sus vasallos a la guerra. Las tropas Cruilles reciben orden de reunirse en torno a Barcelona, excepto las del Condado de Zaragoza que deben acudir a la ciudad condal para defenderla pues es un paso estratégico en cualquier conflicto entre Cruilles y Alarcón. Aquellos con contactos en Barcelona y otras ciudades Cruilles puede que oigan también cómo el Duque ha comenzado a contratar diversas compañías mercenarias con las que espera suplir las bajas que la peste y las guerras han dejado en sus tierras.

Mientras tanto, las tropas Alarcón del Condado de Pamplona dejan atrás las tierras conquistadas de nuevo de la Casa de Bordell y mantienen la marcha a toda velocidad hacia la ciudad de Zaragoza, a donde se espera que lleguen en pocos días las tropas que han huido de tierras Bordell así como las tropas de la Casa Castelldragó.

Evento: 17 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

El Duque de Alarcón convoca levas en todo su Ducado, con orden de que sus tropas se reunan cuanto antes en las inmediaciones de Pamplona. El movimiento es claro y con esta convocatoria el Duque inicia la que sin duda será una violenta guerra ducal entre la Casa de Alarcón y la Casa de Cruilles. Este mismo día se da el primer paso en el conflicto, cuando las tropas del Condado de Pamplona (previamente reunidas ya en la ciudad hace una semana) se ponen en marcha hacia la frontera, con intención clara de invadir a sus vecinos.

Evento: 15 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

La señora Llun de Casteldragó se presenta ante el Conde de Zaragoza para intentar solucionar los conflictos que ha generado la reciente invasión de su Casa a la Casa de Valero. Sin embargo, pese a sus intentos por alcanzar una explicación que tranquilice al Conde, lo único que recibe es una tremenda amonestación pública y una demostración de la ira del Conde. A mayores, el Conde anuncia públicamente que ha accedido a la petición de la Casa de Borgoña, de modo que la Casa de Valero ya no existe y sus posesiones, título y tierras ahora pertenecen a la Casa de Borgoña.

Evento: 13 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Sandro de la Vega, heredero de su Casa, ha anunciado que va a contraer nupcias con Helena de Ansúrez, la hermana mayor del actual Conde de Pamplona. Esto consolida el control de la Corte de Pamplona por parte de la Casa de la Vega, que mantiene a las tropas de todo el Condado reunidas en torno a la ciudad por si acaso las levas convocadas por las Casas del Condado de Zaragoza se traducen en algún tipo de invasión.

Mientras tanto, la Casa de Borgoña presenta al Conde de Zaragoza una petición formal para heredar las tierras y posesiones de la Casa Valero, ya que la esposa del Marqués de Borgoña es la única miembro de la familia de Valero con vida.

Evento: 10 de Marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Se convoca un tribunal del Santo Oficio en el Condado de Pamplona tras la iniciativa y presión al respecto por parte del Arzobispo de Alba. Hay numerosos casos que el tribunal debe analizar para asegurar la pureza de la fe en el Condado, pero el principal es sin duda la herejía en la que vive desde hace siglos la Casa de Fadrique, cuyas prácticas (herederas de los tiempos godos) son más cercanas a la herejía que al dogma moderno.

jueves, 6 de abril de 2017

Evento: 8 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Al ver que los distintos marquesados del Condado de Zaragoza se han ido preparando para la guerra y convocando sus levas sin un objetivo claro (la invasión a los Valero va en secreto), Sandro de la Vega da orden a todo el Condado de Pamplona de que convoque sus propias levas, temiendo una invasión por parte de los Cruilles como, sin él saberlo, en realidad planeaba el Duque de Cruilles.

Sin embargo, las noticias pronto resuenan por toda Hyspania de que los ejércitos de los Castelldragó y Fadrique se han enfrentado a los ejércitos de la Casa Valero por la posesión de su torre. La batalla es sangrienta y violenta, con el ejército de la Casa de Borgoña llegando al rescate de los Valero cuando ya es demasiado tarde. Manrique Valero, Señor de su Casa, es lanzado desde lo alto de su torre hasta el abismo debajo como una vez había hecho él con su propia esposa, derrotado por Alfonso de Castelldragó, el general del ejército invasor y un caballero famoso por sus éxitos en batalla durante la toma de Granada.

Tras la muerte del Señor de Valero, las tropas de la Casa de Borgoña renuncian a continuar luchando y lentamente regresan a su Casa, dejando a las tropas Castelldragó y Fadrique un breve plazo para saquear el Marquesado. 

Evento: 6 y 7 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

En un intento por evitar la guerra dentro de su propio Condado, el Conde de Zaragoza ha alertado a la Casa de Borgoña de que los Castelldragó marchan contra sus aliados los Valero. Mientras los propios caballeros del Conde intentan alcanzar al ejército Castelldragó para detenerlo y evitar que luche contra sus aliados en una guerra que debilitará a todo el Condado en los tiempos previos a la guerra que los Cruilles planean luchar con los Alarcón.

En respuesta al aviso, la Casa de Borgoña convoca sus levas el día 6 y se pone en marcha tan pronto puede hacia el norte.

El aviso a la Casa Valero llega al norte unas horas más tarde, de modo que la Casa de Valero convoca sus propias levas para defenderse el día 7, organizando sus unidades en torno a la torre del homenaje que la Casa tiene por sede.

Evento: 5 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

La Casa de Fadrique, que lleva varios días negociando con los caballeros Castelldragó si se une a su venganza o no, finalmente convoca sus levas para marchar contra la Casa de Valero. Ambos ejércitos juntos se ponen en camino a las tierras vecinas en secreto, atravesando a marchas forzadas las montañas.

Evento: 1 de marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Hace cuatro días, Oriol de Castelldragó regresó a su Casa en el Condado de Zaragoza desnudo, malherido, desnutrido y casi muerto de frío. Ante sus familiares reunidos les cuenta que se encontraba de visita en las tierras de la Casa de Valero cuando, en uno de los arranques de ira de su Señor, lo mandó matar. Él trató de huir pero le dieron alcance y lo derrotaron, hasta el extremo de que lo dieron por muerto y lo dejaron tirado en el campo sin nada. A duras penas logró regresar a casa con su familia, después de atravesar las montañas sin ropas, alimentándose de lo que iba pudiendo obtener por el camino.

Aunque buena parte de la historia es falsa (Oriol es un psicópata que se encontraba en tierras Valero buscando a algún campesino al que poder matar de forma brutal cuando le descubren y lo mandan matar), sus familiares quedan convencidos de ella. Así que cuando el día 1 Oriol finalmente muere de las fiebres y las heridas sin curar en su cama, la Señora de la Casa (que da a luz ese mismo día al heredero de su Casa y, teóricamente, el hombre que algún día podría reclamar el título de Señor de Vallehermoso) convoca a levas para vengar a su primo.

Aunque lo hace en el máximo secreto, sin hacer público nada, mientras parte de sus cortesanos negocian en Zaragoza una generosa donación de dinero a la Iglesia para garantizar que esta les otorga un casus belli para vengar al Castelldragó asesinado. Al mismo tiempo, otros de sus caballeros negocian una alianza con los Fadrique, a través de cuyos territorios los caballeros Castelldragó deben cruzar para llegar a tierras Valero.

Evento: 2 de Marzo de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

El final del juicio al Conde de Pamplona llega y Sandro de la Vega lo encuentra culpable de traición contra su Casa, de no honrar los vínculos de vasallaje y conspiración a favor del Duque de Cruilles. El resultado es que lo sentencia a abdicar en su hijo, que apenas tiene cinco años, y abandonar la Corte para irse a vivir a una residencia alejada de la ciudad. El niño, Leopoldo de Ansúrez, coge el título de Conde y nombra a Sandro como su valido hasta que alcance la mayoría de edad. Con lo cual, a todos los efectos, Sandro de la Vega se convierte en el Conde de Pamplona en todo menos en título y comienza a garantizarse la lealtad de las demás Casas del Condado.

Evento: 22 de febrero de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

En el siguiente paso de sus planes, Sandro de la Vega aprovecha su creciente control sobre la política de Pamplona para convocar un tribunal para juzgar al Conde de la misma por las artimañas y argucias del Conde que llevaron a la guerra de Zaragoza. La convocatoria del tribunal se produce cuando muestra un papel con el sello del Conde del Infantazgo Ernesto de Alarcón, hijo del Duque, que le garantiza el derecho para perseguir y juzgar a quien técnicamente es su Señor. Así que, a lo largo de los siguientes días, distintos testimonios y pruebas son analizados para intentar reconstruir los hechos de lo ocurrido. La Corte de Pamplona se vuelve, por ello, tremendamente activa a medida que las distintas Casas presionan y manipulan el juicio para tratar de obtener el máximo beneficio posible de ello.

Leit Motif: la trama de Hyspania entre bastidores

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Al igual que Juego de Tronos se inspira en la Guerra de las Rosas, especialmente al principio, Hyspania obtiene su centro argumental del proceso histórico que se da entre los reinados de los Reyes Católicos y Felipe II, durante los cuales básicamente se produce la centralización del Reino y la aparición del Estado moderno. Así, es una historia de luchas en torno al poder de la corona sobre la nobleza, y la lucha de la nobleza por conseguir el poder de mantener atada a la corona. Es sin duda una historia de guerra y de conflictos que se solucionan por el acero, pero a menudo es tanto o más importante los entresijos políticos que permiten que los nobles cada vez controlen territorios más grandes, en especial debido a la paz que sigue al final de la Reconquista. 

Hyspania está pensado para jugarse con una de las muchas Casas Marquesales que en Reino hay, de modo que se vean trabados en las luchas de poder y los conflictos desde abajo. Eso implica que, en buena medida, las historias marquesales de Hyspania suelen ser trágicas, debido a que el estamento de la baja nobleza va camino de lentamente irse convirtiendo en un vestigio obsoleto, como se ve en el personaje del hidalgo en el Lazarillo, o en la nobleza espadachina que pueblas las calles de Alatriste; por supuesto, Hyspania se encuentra al comienzo de ese proceso, de modo que la nobleza aun mantiene la soberbia y el orgullo de su estamento, pero el futuro que les depara el paso de los años es incierto y oscuro para muchos... e Hyspania es una historia donde el tiempo y los años juegan un papel importante. 

Pero vayamos por el resumen de los temas y ambientes de cada uno de los libros y periodos en los que se organiza la historia de Hyspania.

Libro I: Baile de sombras (primavera y principios del verano de 1293)

Para quienes quieran jugar la historia completa de Hyspania, este es el punto de partida habitual. El Reino en este momento se encuentra en un momento de tensa espera, donde se tiene la sensación de que algo importante se avecina pero nadie realmente sabe el qué. Las distintas Casas se encuentran en diferentes equilibrios y situaciones, de modo que cada una plantea problemas y debe solucionarlos en la medida en que la convocatoria al Torneo Real de verano vaya extendiéndose por todo el Reino. Así:
-La Casa de Alarcón está en declive desde hace muchos años, abotargada entre la autocomplacencia y la oscuridad del recuerdo de tiempos mejores y más gloriosos. Los lobos la acechan, ansiosos por repartirse su poder y sus tierras, pero realmente la Casa no tiene el poder de defenderse. Además, el Duque y su hijo tienen visiones diferentes acerca de cómo enfrentarse al tiempo, opuestas entre el honor a regañadientes del padre y la ambición del hijo.
-La Casa de Alba se encuentra dividida, fraccionada entre los seguidores y partidarios del Duque y aquellos que lo ven como un mal guerrero, un hombre débil y un mal líder militar y, por tanto, lo rechazan. Además, la frontera sur del Reino se encuentra en un estado frágil debido a que el Condado de Medina-Sidonia se encuentra dividido en un conflicto sucesorio que va a ir escalando con el paso de los meses.
-La Casa de Cruilles es un león herido, tras perder el control de los Condados de Olivares y Musoles en las últimas décadas. Pero sigue siendo una Casa con un líder muy capaz, con grandes riquezas y mayor ambición, de modo que son la fuerza principal a la hora de generar las tensiones que se van a ir sucediendo, luchando por aumentar su poder. 
-La Casa de Jovellanos sigue encerrada en si misma, como ha hecho durante muchos años. Aunque oficialmente está aliada con la Casa de Alarcón por matrimonio, los Jovellanos parecen prestar poca atención a lo que ocurre en el mundo, y su liderazgo está compuesto por gente mayor y lenta a la hora de actuar.
-La Casa de Medinaceli se encuentra en calma inicialmente, pero en la sombra se cuece un conflicto importante. Aunque el Rey es oficialmente el líder del Reino y de la Casa, lo cierto es que es su tío el Duque de Medinaceli el que gobierna en realidad tirando de sus hilos, aprovechando su pasión y juventud para mantener el poder. Esto es lo que lleva a la convocatoria del Torneo Real, por un lado el Duque intentando controlar los intereses expansionistas de los Cruilles y por otro el Rey dando su último gran acto que inevitablemente le llevará a aprender de política y darse cuenta de su posición.

Por todo ello, las Casas en este periodo están a la espera de lo que está por venir. Es el primer libro al fin y al cabo, de modo que funciona a la hora de introducir a los personajes y la Casa, que aprendan el mundo que les rodea y se introduzcan aquellos personajes que van a ser centrales en sus tramas, especialmente las Casas del Condado al que pertenezcan. La idea es dejar que los jugadores, en este periodo que no tiene grandes eventos, anden a sus anchas, familiarizándose con la sandbox tal y como era, antes de que esta empiece a sacudirse de un lado a otro.

La Iglesia, por su lado, se encuentra dividida en materia de Fe. Por un lado, las órdenes monásticas tradicionales controlan la riqueza y la influencia política, pero al mismo tiempo están surgiendo las nuevas órdenes mendicantes que ponen en jaque toda la doctrina de la fe. Este juego en torno a la doctrina de la fe es lo que lleva al crecimiento en poder como fuerza política de la Inquisición, en manos del Arzobispo de Burgos: Guzmán de Alba.

Y lo hará tan pronto llegue el Torneo Real. En este, los primeros movimientos de lo que va a ocurrir se producen en la sombra de las reuniones entre los Duques y los poderosos, en lo alto de las festividades. La Casa de Cruilles empieza aquí sus movimientos en torno a la toma de poder y creación de alianzas en contra de los Alarcón, para lo cual sacrifican a una de sus Casas (los Castelldefells, del Condado de Huesca) para crear una situación propicia para sus intereses. La Casa de Alba por su lado intentará controlar el conflicto en el Condado de Medina-Sidonia nombrando un Guardián del Sur para controlar los eventos, pero la brutalidad y crueldad de este rápidamente hará que ese conflicto escale. El resultado es que, para cuando el Rey debe dar el discurso de la cena, tanto él como el Duque de Medinaceli saben que el Reino se encamina hacia un choque muy fuerte entre las otras tres Casas, un choque que bien puede ser aprovechado por el Sultanato de Marrakech y el Reino de Francia en sus propios intereses, de modo que en secreto envían una delegación a Portugal para intentar forjar una alianza con el reino vecino.

Como se ve, en resumen, el primer libro es tranquilo. 

Libro II: La espada silva al salir de su vaina (otoño e invierno de 1293)

Tras el torneo, los planes de muchos se ponen en marcha, con nuevas alianzas y pactos. Durante estos meses, el primer hecho que será notable para muchos que presten atención es cómo diversas Casas marquesales van a ir desapareciendo o siendo debilitadas por el crecimiento de poder de los Condes, en lo que es el comienzo del intento de la nobleza rural por concentrar poder con el que oponerse al Rey. 

El Rey, de hecho, irá lentamente aprendiendo el funcionamiento de su propia Corte. En el camino, junto con nuevos y jóvenes amigos de la Corte, se va dando cada vez más cuenta de que en realidad su vida es una sombra de la de su tío, que lo maneja como un peón. Aunque aún no tiene el valor y la seguridad en si mismo como para sacudirse las cadenas, empezará lentamente a mover la Corte de Toledo para asegurarse un grupo de caballeros afines que le permitan romper esas cadenas, para lo cual usará los conflictos en el resto del Reino como motivo de prueba para ir seleccionando a quienes puedan serle partidarios en vez de a su tío. El Duque, ocupado por esos conflictos y tratar de buscar soluciones a los mismos, subestimará a su sobrino y será incapaz de ver estos movimientos que se producen suavemente ante sus ojos.

En sus Condados, sin embargo, los conflictos crecen, especialmente en el Condado de Salamanca donde el Conde va subiendo la presión a la que somete a la Casa de Espinosa. En sus manejos y juegos, el Conde se ha hecho antes del Torneo con el control de una de las Casas Marquesales del Condado a través de un matrimonio, anexionándosela a la suya, y culpa a la Casa de Espinosa de ello. Este pretexto y sus movimientos políticos llevan a que sus Casas sean convocadas a levas para ir a la guerra contra los Espinosa y destruir esa Casa que, en invierno del año siguiente, será dividida entre numerosas otras, de modo que el Conde de Salamanca se vuelve una fuerza de enorme poder en el Ducado y en el Reino, habiendo sido el primero en centralizar exitosamente sus tierras.

Los problemas fuera del Ducado de Medinaceli son muy reales también. Con el paso de los meses, la tensión en el Condado de Medina-Sidonia irá creciendo por la presión del Guardián del Sur y los actos de la Casa de Vallehermoso. El resultado de ello es que esta Casa pierde a varios de sus Señores seguidos pero consigue que el Duque de Alba convoque unas Cortes para dirimir el conflicto en la ciudad de Cádiz. Sin embargo, para cuando vayan a ser las Cortes, el conflicto ya se ha tornado completamente sangriento, después de que la boda del Guardián del Sur sea un baño de sangre en el cual mueren muchos caballeros incluído el Guardián y el tercer señor de la Casa de Vallehermoso. Así que para cuando el Duque llega a Cádiz para las Cortes, la capital del Condado (Málaga) ya ha caído en manos de la Casa de Ugarte y el Duque es a ellos a los que les entrega el Condado, a la par que disuelve a la Casa de Vallehermoso que ha perdido sus tierras a manos de la Casa de Osorio.

Al norte, los Cruilles le quitan su título a la Casa de Castelldefells, que se niega a renunciar al mismo. Siguiendo sus planes, el Duque de Cruilles solicita al Cardenal de Barcelona (Alarcón) que interceda y solucione el conflicto pacíficamente, mientras planea su asesinato en el viaje al Condado de Huesca. Este asesinato enfurecería al Duque de Alarcón (hermano del Cardenal), lo cual iniciaría una guerra ducal que el Cruilles se encuentra seguro de poder ganar. Sin embargo, el asesinato se ve frustrado por la Casa de la Vega, y la llegada de la peste negra a Barcelona debilita más a la Casa de Cruilles, dañando los planes del Duque para anexionarse parte de las tierras Alarcón. La Casa Casteldefells finalmente desaparece, un peón sacrificado para una jugada que nunca llega a tener lugar. Pero el Duque no ceja en sus planes y ordena a todas sus Casas que se preparen para ir a la guerra tan pronto se produzca el deshielo del invierno, aunque aún no tenga razón que legitime el conflicto al no haberse producido invasión Alarcón debido a que el asesinato es frustrado.

Sin embargo, hacia el final del segundo libro, es la propia Casa de la Vega la que da un giro en la situación. Tras pactar con el hijo del Duque de Alarcón que les concedería el Condado de Pamplona si iniciaba la guerra contra los Cruilles, que los Alarcón confían en ganar ahora que la peste ha arrasado esas tierras, los de la Vega comienzan un intrincado plan para fingir que los Cruilles están mandando caballeros que actúan como bandidos a sus tierras. Y este movimiento es el que abre las puertas a la guerra ducal.

Los Jovellanos por su lado lentamente rompen su aislacionismo en respuesta a los movimientos que se están produciendo en torno a la Corte del Rey. Se dan cuenta de que el Rey lentamente está escapando del control de su tío, y quieren estar ahí para incentivarle y darle el apoyo que necesita. Sin embargo, buena parte de sus movimientos son sutiles y lentos, en la medida en que no son dados a lanzarse a la aventura y arriesgar su posición en un momento en que tantos tronos se encuentran en entredicho. 

Y la Casa de Alba ve como cada vez más de sus caballeros solicitan que se convoque una nueva Cruzada que les lleve a cruzar los mares. La alternativa sería lanzarse hacia el norte y reiniciar la Guerra de los Arados contra los Cruilles por el control del Condado de Olivares, en especial después de que la Orden del Temple haya sido disuelta en Francia por orden del rey y con apoyo papal. Aunque el Rey de Hyspania parece poco inclinado a entregar a los templarios y disolverlos, pues bastantes conflictos hay ya en el Reino, la existencia de todos esos conflictos bien puede servir para asegurar que el Rey no defenderá a los Olivares como había prometido, de modo que una segunda Guerra de los Arados se vuelve una posibilidad muy real.

Por tanto, el segundo libro es un libro de conflictos, choques y derrotas. Muchas de las pequeñas fuerzas de los Marquesados son usados como peones en los conflictos más grandes que se van fraguando, hasta el punto de que varias Casas son aplastadas por completo. Es un libro en que un error en la Corte o una buena jugada puede encumbrar a las Casas o condenarlas, debido a que la más baja nobleza es la que más fuerte va a sentir los conflictos en torno a la centralización tanto la exitosa (Pamplona) como la fallida (Málaga). 

Libro III: Baño de sangre (primavera y verano de 1294)

El movimiento de la Casa de la Vega hace que esta invada el Condado de Zaragoza, vasallo del Duque de Cruilles. Al hacerlo, se lanzan a una guerra imposible de vencer, sacrificando a su ejército en contra del de todas las Casas del Condado de Zaragoza. Pero esta derrota está en sus planes, de modo que regresan con "pruebas" de que todo ha sido una traición por parte de su Conde, de modo que en diversas jugadas, el hijo del Duque de Alarcón les confiere el control del Condado de Pamplona... al fin y al cabo, ya tiene la guerra que quiere. Porque, aunque no la inicien los Alarcón, la Casa de Cruilles con esta invasión finalmente tiene la excusa para solicitar el casus belli a la Iglesia y marchar contra los Alarcón para vengar la afrenta sufrida por una de sus Casas.

Mientras tanto, en Toledo el Rey finalmente tiene la fuerza y, en un movimiento sorpresa para muchos de los que no tengan oídos muy fuertes en la Corte, manda apresar a su tío. Con el apoyo de sus caballeros leales y varios de los caballeros importantes de la Casa de Jovellanos, el Duque es encerrado y juzgado y, aunque intentan rescatarlo sus fieles, es finalmente ejecutado por traición. Por primera vez, el Rey se puede ceñir la corona de verdad sobre su cabeza, con una seguridad mayor a partir de que se confirma que la alianza con Portugal es una realidad que se forjará por medio del matrimonio entre el Rey de Hyspania y la hija mayor del Rey de Portugal. 

El conflicto en el norte sin embargo da un giro inesperado al filo de la primavera, cuando los Cruilles se encuentran cercanos a preparar el asalto contra los Alarcón. Para vengar el asesinato de su primo, la Señora de la Casa de Castelldragó mueve sus ejércitos en secreto y, con la alianza de la Casa de Fadrique, invade a la Casa de Valero, destruyéndola en la batalla. Pero eso divide y fracciona al Condado de Zaragoza, justo la primera línea de batalla contra los Alarcón debido a que es el Condado de la frontera. Así que mientras los de la Vega van afianzando su control sobre el Condado de Pamplona, los Cruilles se dividen en una inesperada guerra intestina.

-------------

Esto todo está por jugar y, por tanto, concretar. A partir de aquí es la inercia lo que describo, pues bien es posible que los jugadores de distintos lugares tengan a estas alturas tramas y posibilidades muy fuertes a la hora de intervenir en los grandes eventos, y pueden conseguir realmente hacer girar la trama en direcciones inesperadas.

A la postre, sin embargo, el conflicto es inevitable y, aprovechando la debilidad de los Cruilles, son los Alarcón los que inician la guerra. La división interna de los Cruilles se ve agravada cuando la Inquisición es llamada para juzgar las herejías de la Casa Fadrique, que siguen un cristianismo antiguo y considerado herético por mucho, dividiendo aún más el Condado de Zaragoza. Así que cuando se produce el choque de Casa Ducal contra Casa Ducal, las repercusiones se ven por todo el reino a medida que los distintos ejércitos chocan y las Casas son conquistadas. Mientras la Casa de Jovellanos viola su alianza con los Alarcón al quedarse al margen de la guerra, la Casa de Alba no se queda de brazos cruzados. Aprovechando la debilidad de los caballeros al norte, enfrascados en la guerra entre Alarcóny Cruilles, los Alba invaden el sur de las tierras Alarcón y el Condado de Olivares, lanzándose a la conquista de las tierras del norte. Esta invasión es la que le da el nombre a este periodo de la Guerra de los Tres Duques.

Esto, junto a los movimientos de la Inquisición desde el año anterior, llevan también al reconocimiento de poder de la misma y se comienzan a instaurar tribunales para garantizar que se ha producido la conversión de los árabes en territorios conquistados (Granada en especial) a la vez que se fuerza a la conversión a los judíos o a abandonar el Reino. 

La invasión Alba es el que necesitaba el Rey para intervenir. Con la entrada de los Alba en tierras Olivares, el Rey convoca a levas a sus Casas para defender a quienes habían sus ancestros jurado defender. A su lado cabalgan los Jovellanos, así como un nutrido ejército que llega desde Portugal según figura en el acuerdo de matrimonio secreto que se había negociado. El resultado es que la guerra a cuatro bandos se recrudece durante finales de la primavera, hasta que en verano la Casa Real finalmente logra imponerse, sometiendo en el camino a todos los Duques que se habían dedicado a guerrear entre ellos. Esto deja en muy buena posición a los Jovellanos, los únicos que luchan desde el principio del lado del Rey, y al Conde de Salamanca que ha sido el encargado de ir a la Corte de Portugal a garantizar que el Rey de allí honra el acuerdo matrimonial y entra en la guerra.

Habiendo sido arrasadas sus tierras por la Casa de Alba, el Rey finalmente dejará caer a la Orden del Temple, que se verá disuelta también en Hyspania. Muchas de sus posesiones y caballeros pasarán a integrarse en otras órdenes del Reino, como los Caballeros de Santiago o la Orden de Calatrava. Esto, junto a los movimientos de la Inquisición desde el año anterior, llevan también al reconocimiento de poder de la misma y se comienzan a instaurar tribunales para garantizar que se ha producido la conversión de los árabes en territorios conquistados (Granada en especial) a la vez que se fuerza a la conversión a los judíos o a abandonar el Reino. 

Por todo ello, el tercer libro es un libro de guerra. Numerosas Casas de todos los niveles van a quedar arrasadas en los conflictos ducales, a medida que las grandes fuerzas de destrucción que son los ejércitos medievales se enfrentan entre si. Pero la Corte es igual de importante, porque en un entorno de conflictos y choques, son las alianzas las que pueden garantizar que una Casa sobreviva o sea destruida en la tormenta. 

Libro IV: Una corona bajo el Sol (mediados de verano a invierno de 1294)

El cuarto libro se centra en la centralización real, en el proceso de la pérdida de poder de los terratenientes agrarios y la nobleza rural. Es el resultado de que la Casa Real sea la victoriosa en la Guerra de los Tres Duques, con todo el Reino en ruinas y devastado por el conflicto poco queda capaz de enfrentarse al Rey y sus allegados. El resultado es que numerosas Casas pierden sus tierras y títulos, pasando a ser englobadas en otras Casas que se quedan sus territorios. 

Esto todo se hace bajo la sombra de la amenaza del norte: aprovechando la debilidad que trae una guerra intestina, Francia se prepara para invadir Hyspania. En otoño, sus ejércitos cruzarán los Pirineos y se harán con el control del norte de Hyspania, unas tierras agotadas tras un año de guerras y sangre. Cuando el invierno cae, nadie puede movilizar un ejército para defender el norte, que pasa a ser el Condado de Bourdeaux, vasallo de la Corona de Francia.

La idea de este libro es el choque en torno a quienes sobreviven y quienes medran a raíz del conflicto de la primera mitad del año; y, consecuentemente, quienes se ven desposeídos, derrotados y abandonados por estar en el lado equivocado del conflicto. Es un momento de grandes oportunidades para el crecimiento de las Casas que hayan logrado sobrevivir que, si han sabido moverse bien en la guerra pueden aprovechar este periodo para manejar las Cortes y las alianzas y anexionarse las tierras de aquellas Casas que han sido incapaces de hacer lo mismo. Pero también es probable que sea un periodo en que los jugadores deban lidiar con haber perdido su Casa y títulos (especialmente en las Casas que hayan luchado por sus Duques) y deban reorientar sus vidas bien como nobleza errante o tratando de ganarse el sustento al servicio de nuevos señores y con nuevas lealtades. 

Libro V: ¡Santiago y cierra Hyspania! (primavera y verano de 1295)

El libro quinto es el que se centra en el choque y el surgimiento del gran Reino de Hyspania, camino de convertirse en la gran potencia que será en el futuro. Es al comienzo del mismo cuando zarpan las tres caravelas que eventualmente descubrirán las Américas y cuando el Rey de Hyspania convoca a sus ejércitos para enfrentarse al Rey de Francia por el control del norte de la península.

Este es el primer choque de Reyes en lo que es el comienzo del Renacimiento a todos los efectos. Mientras el Rey de Francia lucha con el Rey de Hyspania en el norte de la Península, invadirá también el norte de Italia, tomando control de Milán. 

Viendo que la guerra en Hyspania marcha a favor de los castellanos, los reinos italianos divididos (y en especial el Papado) solicitarán la entrada de Hyspania en Italia, extendiéndose la guerra allí para tiempos del final de la primavera. 

La idea del libro quinto es el comienzo del fin de la baja nobleza hyspana a medida que se ven finalmente asimilados dentro de los crecientes ejércitos profesionales que usará la Corona para luchar las guerras por venir y que llevarán a las Casas a guerrear y politiquear por todo el Mediterráneo.

jueves, 16 de marzo de 2017

Evento: 3 de enero de 1294

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

El hijo del Duque de Alarcón y Conde del Condado del Infantazgo, Ernesto de Alarcón, llega a Pamplona. Allí escucha las denuncias que Sandro de la Vega hace sobre la acción del Conde, así como los alegatos en su defensa del Conde y, en nombre de su padre emite una sentencia. Muchos pueden considerar suave el hecho de que, dándole la razón a Sandro, el castigo impuesto al Conde de Pamplona sea tan sólo que está obligado a tener al joven de la Vega como su segundo en todas las decisiones.

Sin embargo, para aquellos capaces de leer entre líneas, con un Conde en declive y más aficionado a la caza que al gobierno, lo que Ernesto de Alarcón ha hecho ha sido a efectos prácticos nombrar a Sandro de la Vega Conde de Pamplona en la sombra. Sin movimientos de tronos a nivel oficial, pero con el respaldo del Duque, pocos van a poder oponerse a los planes y las palabras del joven heredero de la Casa de la Vega.

También se produce el rescate del Caballero del Sabueso de la Casa de la Vega a cambio de un buen número de monedas de oro.

Durante esos días también se habla del inevitable conflicto con los Cruilles, ya que la acción de la Casa de la Vega inevitablemente les ha dado un casus belli para iniciar una guerra. Pero parece que, de momento, no hay ningún movimiento al respecto.

Evento: 25 de diciembre de 1293

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

En el día de Navidad, las tropas del Condado de Zaragoza se enfrentan a las tropas de la Casa de la Vega en las cercanías de la fortaleza de la Casa de Bordell. Es un enfrentamiento completamente desigual, en el que una Casa Condal y todas sus Casas Marquesales se enfrentan a una única Casa Marquesal y aplastan a sus tropas sin problemas, que huyen de vuelta a tierras Alarcón. Varios caballeros son capturados, incluido el Caballero del Sabueso, quien fue la décima espada más importante del Reino en el último torneo. 

Inmediatamente de vuelta en sus tierras, el 26 de diciembre Sandro de la Vega, heredero de su Casa, se presenta en Pamplona y denuncia ante el Conde de la ciudad que este no acudió a defender a su Casa como exigían los vínculos de vasallaje que las unen. Y lo que es más, denuncia ante la Corte que el Conde no sólo faltó a su honor y a su deber, sino que se encuentra detrás de los bandidos que estuvieron asaltando sus tierras, que falsamente hizo pasar por caballeros Bordell haciendo que les tejieran ropas para ello, como ha podido comprobar durante su asalto a las tierras de los que son sus aliados y cuya lealtad nunca había fallado, solo había habido un ardid del Conde para que lo pareciese.

Evento: 22 de diciembre

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Este día, la Casa de la Vega marcha con sus tropas sobre la Casa de Bordell, cruzando la frontera entre el Ducado de Alarcón y el Ducado de Cruilles e iniciando el ataque a las granjas y tierras de quienes una vez fueron sus aliados y sin embargo se dedicaron a saquear sus tierras con bandidos los últimos días.

En respuesta, la Casa de Bordell se encierra en su fortaleza convocando a sus campesinos y caballeros y manda mensaje al Conde de Zaragoza, que inmediatamente convoca a levas a todas las Casas de su Condado para marchar a la guerra a defender a la Casa de Bordell.

Evento: 25 de octubre de 1293

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

En contra de lo que parecía, en el último día de las Cortes de Cádiz, el Duque de Alba impone una solución al conflicto que divide el Condado de Medina-Sidonia. Siguiendo el consejo de quien fue el último Señor de la Casa de Vallehermoso, Antonio de Alba disuelve la Casa de Medina-Sidonia y procede a entregar el Condado de Málaga a la Casa de Ugarte, que ya controlaba la ciudad. Sin embargo, para prevenir futuros combates y enfrentamientos, obliga a que el heredero de la Casa de Ugarte se case en el futuro con la hija mayor de la Casa de Escudero, forjando así una alianza matrimonial que debería estabilizar el sur. A la Casa de Triana se le entregan algunas riquezas y un pequeño trozo de tierras, mientras la Casa de Osorio se queda con las tierras conquistadas y el título de la antigua Casa de Vallehermoso que ya no existe. 

Los rumores señalan que más cosas ocurren entre bamblinas, en negociaciones secretas tanto entre la nobleza como el clero, pero de ser así nunca llegan a hacerse públicas.

Antes de la batalla

La silla de montar siempre me ha resultado incómoda. No termino de encontrar la postura adecuada por muchas veces que lo intente. Siento el frío del invierno en los huesos. Estas tierras norteñas son aún más inhóspitas de lo que pensaba. Aunque tampoco es que me preocupe en demasía mi futuro. No voy a salir con vida de esta batalla. Espero que mi padre se sienta orgulloso de mí por una vez. Como me ha recordado siempre, soy una deshonra para la familia. Mis manos, estas manos que han sido bendecidas por Dios para poder salvar vidas, son incapaces de usar un arma como se espera de un verdadero caballero. Las lecciones de combate se reducían a una sucesión de golpes y morados para diversión de mis hermanos y desesperación de mi padre. Pero lo que más me dolía era su cara de desprecio. Una mirada que me acompañará siempre. Ni siquiera cambió cuando regresé tras mi estancia en la Universidad de Salamanca. “Todo por la familia”, decía, pero siempre encontraba una forma de excluirme de ella. 

Un soplo de aire gélido me devuelve al mundo real.

¿Qué pensaría ahora de mi si me viese de camino a una batalla? ¿Recibiría su reconocimiento? Río a carcajadas para sorpresa de los presentes, que me miran como si hubiese perdido la cordura. Tal vez así sea. ¿Cómo podría perdonarme si he sido el causante de la caída de la Casa de Vallehermoso? ¿Acaso no hui como un cobarde de mi propio castillo? Jamás entenderé como me dejé convencer de semejante deshonra. Si padre pudiese despertarse de su sueño eterno como Lázaro, me atravesaría con su espada por haber permitido tamaño ultraje. Eso sin tener en cuenta que no estuve atento al envenenamiento que llevó a la locura a mi hermano Lucas. No digamos el hecho de no haber podido salvar la vida de mis dos sobrinos. Heriberto, asesinado en la corte por haber cuestionado a su señor duque y Buenaventura tras matar al Guardián del Sur y su prometida el día de su boda.  

Mi caballo corcovea nervioso vaticinando lo que va a ocurrir. Ambos nos lanzaremos a la muerte en este combate sin sentido por los juego de poder de personas sentadas en sus tronos alejados de la batalla. ¿Qué le queda a un hombre cuando ha perdido todo? Sin título, sin Casa, sin honor… Ni siquiera fui capaz de salvar a Diego de un hijo del populacho venido a más por las malas decisiones de un Duque que fue incapaz de contralar a sus súbditos. Mi venganza, mascullado ante la tumba de mi hijo, reposó en las manos de mi sobrino Buenaventura, ya que incluso en eso fui incapaz de hacerme valer. “Nunca jamás serás un auténtico Alba”, me repetía una y otra vez padre. Tal vez, por eso, dejé de intentar serlo. Y por eso perdí todo.

La llamada a las armas resuena en mis oídos y pienso en mi hija, Jimena, la última de la estirpe de los Vallehermoso. La que con sus lágrimas intentó que no cumpliese con mi deber. ¿Qué clase de padre sería para ella si no lo desempeñara? Nadie querría matrimonio con la hija de un cobarde, aunque fuese la legítima heredera del condado. No, jamás haré que lleve sobre sus hombros semejante peso. Esta cruz la debo soportar yo. Tal vez, si Dios lo permite, pueda recuperar algún día aquello que es nuestro y tal vez, quizás, pueda hablar con orgullo de su padre, Ataulfo de Vallehermoso, el médico y caballero.
 
Espoleo el caballo y me lanzo al combate pidiendo al Altísimo que proteja a mi hija y la permita tener un vida mejor que la que tuve yo. 

¡Por San Enrique y mi señora de Castelldragó!

viernes, 17 de febrero de 2017

Evento: 12 de noviembre de 1293

Aviso: este post es un post sobre eventos del mundo, se recomienda que no sea leído si se planea jugar en Hyspania en lugar de dirigirlo.

Este día el infortunio golpea a la Casa de Borgoña, vasalla del Conde de Zaragoza y por muchos considerada la Casa modélica a la que todos deberían aspirar a imitar. Miguel de Borgoña, el hijo heredero de la Casa, muere después de una cacería que sale mal, al ser arrollado por el jabalí al que pretendía dar caza. Herido de gravedad, es trasladado a su hogar, pero nada se puede hacer para evitar que muera algo antes de la llegada de la noche.

jueves, 16 de febrero de 2017

Casa Casteldragó

Rango: Marquesado.

Vasallos de: Casa de Jordán de Urriés, vasalla de la Casa Cruilles.

Escudo de armas: un dragón rampante azul sobre un campo almenado amarillo con fondo rojo.

Lema: Nobleza de espíritu.

Historia:
La Casa de Casteldragó no traza sus orígenes en tiempos godos pero si de comienzos de la Reconquista. Las leyendas cuentan que su fundador, Alvar de Casteldragó, recibió el título después de derrotar a un dragón que ocupaba el castillo; tras esta gesta, el Conde Jordán de Urriés el confirió el título y la posesión sobre las tierras que lo acompañaban y le confirió la potestad para acompañarlo en las primeras fases de la reconquista. Sin embargo, esta gran primera gesta no fue óbice para que Alvar, en realidad, no supiese nada de gobernar, de modo que la Casa pronto entró en un declive del cual no saldría hasta cincuenta años después cuando uno de sus herederos se ganó el favor del Conde. Con el crecimiento correspondiente a una mejora en la posición en la Corte, los miembros de la Casa cada vez se fueron volviendo más ambiciosos, lo cual llevó a choques crecientes con la corte del Conde, especialmente una vez la Reconquista en el norte se hubo completado y la posibilidad de alcanzar gloria y riquezas por las armas se complicaron. Esto llevó a que en el año 1013 fueran invadidos por el Conde de entonces, que sometió de nuevo a la Casa para evitar que siguieran conspirando para la toma de su trono. Pese a este revés, los Casteldragó han continuado creciendo desde entonces, ambicionando el mismo título que todos los Condes de Zaragoza han tenido que defender.

Personalidad:
La Casa de Casteldragó es una casa poderosa e influyente, pero sobretodo ambiciosa. Diplomáticos y comerciantes como la mayoría de los Cruilles, los Casteldragó han ido acumulando riqueza e influencia en la Corte con vistas a incrementar su poderío y su posición. Esta ha sido la política de la Casa prácticamente desde su fundación, lo cual la ha llevado a numerosos choques con la Casa condal y a una activa política matrimonial y de negocios que ha servido para cimentar su resistencia ante los embites de los sucesivos Condes por doblegarlos. Esto ha generado una sensación de unidad frente al enemigo exterior que ha conseguido que los Casteldragó raramente se dividan y enfrenten entre si.

Personas Importantes del Feudo:
Pere de Casteldragó, "el de las Cien Mujeres" como lo llaman a sus espaldas, es el Señor de la Casa. Su inteligencia y capacidad van parejas con su ambición y su oratoria es temida por muchos en la Corte. Es patrón de los negocios de la Casa, además de un cuidadoso cetrero. 
Neus de Campany es la esposa del Señor de la Casa, la hermana del actual Señor de la Casa Campany. Es una mujer vigorosa y enérgica que se ha hecho hábilmente con las riendas de la casa y se encarga del día a día de su funcionamiento. Sin embargon no puede quitarse de encima la crítica y las sombras que proyecta el no haberle podido dar un hijo varón a su marido.
Llun de Casteldragó es la heredera de la Casa, una joven despierta e inteligente que ha heredado la capacidad con la palabra de su padre. Sin embargo, se espera que pronto abandone la Casa y se dirija al sur para su matrimonio con uno de los hijos de la Casa Vallehermoso, para que esta unión le de a su padre la potencia militar que necesita para continuar presionando al Conde. 
Elisa de Casteldragó es una adolescente de 16 años terca y rabuda, de personalidad difícil y dada a los berrinches. Siempre intenta salirse con la suya aunque no siempre lo consigue, y este temperamento está haciendo complicado encontrarle marido. 
Neus de Casteldragó es la hija favorita de su madre, que por eso le dio su nombre. A sus tiernos 13 años, es una chica inocente y valiente, dicharachera y juguetona que se hace querer por todos los que pasan por sus tierras.
Carmen de Casteldragó es una niña muy tranquila. A sus 10 años, le gusta pasar el tiempo dentro del castillo, jugando con sus muñecas, leyendo o bordando. Es muy propensa a perderse en sus ensoñaciones mirando un punto fijo que nada suele tener de especial.
Aina de Casteldragó tiene 7 años y es juguetona y traviesa. Va de un lado a otro haciendo pequeñas travesuras y bromas que a menudo hacen a todos reir o enfadarse con ella, según lo malpensada que haya sido la broma de turno.
Natalia de Casteldragó es la menor de las hijas de la Casa, con apenas 4 años. Es tímida, callada y raramente se aleja de los faldones de su madre.
Enric es un hombre de 42 años, y es el chambelán encargado de del día a día del funcionamiento del castillo. Tranquilo y paciente, es también un hombre formal y a menudo se lo considera severo.

Feudo:
XXXX

El feudo de la Casa de la Vega es una llanura tranquila, ocupada en su mayor parte por granjas de cereales donde habitan los campesinos. Al norte del mismo se encuentra el Bosque de las Cuatro Peñas, que se asienta sobre cuatro pequeñas colinas y cuenta con un aserradero; al oeste se encuentra el Bosque del Alcornoque Viejo, que es un poco menos denso pero que, al igual que su contrapartida del norte, tiene una buena cantidad de bandidos y maleantes en su interior. La Posada de la Colina del Sabueso es un lugar de mala reputación, íntimo y mal cuidado, donde se reúne la gente de la peor calaña para discutir cosas que no quieren que otros sepan; algunos dicen que aquí es donde se fraguó la rebelión original y por eso no es destruida por los Señores de la Casa. Siguiendo las carreteras del este y del oeste se pueden encontrar también las posadas del Escudo y del Ciervo Veloz, habitualmente ocupadas en su mayor parte por comerciantes y viajeros que van por los mercados de la zona vendiendo sus productos. El pueblo no es demasiado grande, pero sí tiene su importancia pues actúa como núcleo de la dispersa población del feudo. Justo frente a la pequeña iglesia del mismo se reúne todos los días el mercado, donde se venden productos de toda la región y que ha obtenido notable importancia en el área circundante. La Taberna Roja es el lugar de la zona donde los lugareños prefieren beber y pasar el tiempo y siempre se encuentra activa y llena de gente.

Finalmente, el hall es un edificio recio de piedra, cuadrado y con dos entradas. Carece de murallas ni estructuras defensivas adicionales, aunque sí tiene una casa para los criados y unas caballerizas que incluyen una pequeña armería.

Mapa

Problemas en el Feudo:
Las tierras de los Casteldragó son tierras actualmente tranquilas. Hay cierto problemas de bandidos desde hace años, especialmente en el norte de las mismas, pero eso no ha conseguido dificultar el comercio ni impedir que la vida en sus llanuras discurra plácida y tranquila. La mayor parte de los problemas de la Casa estriban de la ambición de su Señor por el título de Conde, hacia la obtención del cual invierte numerosos recursos y esfuerzos.